Reynold-Luis Cárdenas Figueroa

Reynold-Luis Cárdenas Figueroa
07 de diciembre de 2016

DESDE EL PRINCIPIO

Dice ser un soñador, un amante de las artes que cita a José Martí (El arte, como la sal en los alimentos, preserva las naciones), una persona comprometida con la música y la educación. Nació en un pueblo pequeño rodeado de cañaverales en la provincia cubana de Matanzas, y allí empezó a estudiar con su padre antes de viajar a la capital y, más tarde, a España. Ganó su puesto de fagot solista de la Orquesta de Extremadura en el año 2000 y, desde entonces, viene presentando Los conciertos de “El Rey-Nold”, una serie de propuestas educativas con las que pretende acercar el fantástico mundo de la música clásica a los niños y a los no tan niños.

P.– Pero, ¿no habría que empezar por los mayores que son los que educan a los niños?

R.–Tiene usted toda la razón, los mayores debemos continuar aprendiendo y cultivándonos, para así poder ofrecer a nuestros hijos herramientas e ideas útiles y provechosas para su futuro.

Aplaudo iniciativas tales como, el ciclo de «Conciertos Familiares» que organiza la Orquesta de Córdoba en la presente temporada (15-16), el cual tengo el honor de inaugurar el próximo día 22 de noviembre. Ello es muestra del interés que muestra dicha institución por acercar la música sinfónica a todos los públicos.

P.– Además, cree firmemente que la música puede cambiar el mundo. ¿Qué ha cambiado, por ejemplo, en los últimos 15 años?

R.– Le voy a poner un ejemplo concreto, un ejemplo que me toca muy de cerca. Cuando llegué a Extremadura, hace justo 15 años, tuve la suerte de convertirme en miembro fundador de la orquesta sinfónica de esta comunidad. Por aquellos años la formación sinfónica de los jóvenes extremeños era nula. Hoy, quince años más tarde, hay jóvenes músicos extremeños ocupando plazas en importantes orquestas españolas y del extranjero. El trabajo conjunto entre conservatorios y orquestas es primordial en esta labor.

P.– ¿Cuando salió de Cuba?

Salí de mi tierra con veintiún años, corría el mes de octubre del año 1993. Ya le he dado la vuelta a la tuerca, llevo más años vividos en España que los años que viví en mi Cuba. ¡¡¡Eso sí, no pierdo mi acento!!!

P.– Conocíamos a los de campo, a los de ciudad, a los de biblioteca pero, ¿también hay «ratones de orquesta», como alguien dice de usted en su web?

R.– ¡¡¡Ja ja ja ja ja!!!

Llámese «ratón de orquesta» a ‘alguien que ama estar sentado en el atril con unas ganas inmensas de compartir sentimientos y emociones’. De pronto, el ratoncito se convierte en traductor, sí el traductor de aquellas ideas y pensamientos que pasaron por la cabeza del compositor en el momento de componer una pieza musical. El ratón se trasforma en intérprete, ¡¡¡es algo mágico!!!

P.– También dice que la música es un vehículo imaginario. ¿Por qué no real?

R.– Hablo de la música como vehículo imaginario ya que te permite viajar a través de los sonidos y las melodías. Puedes ir desde la Pampa argentina (bailando un tango) hasta el corazón de Europa, (enamorado en un vals) pasando por La Habana, para comprarte un «cucuuruchito de maní», todo esto sin moverte de la butaca de casa o del teatro, si tienes la posibilidad de escuchar un concierto in situ.

P.– A través de las «Historias del Rey Nold», siempre va contando trocitos de su vida entre las piezas musicales escogidas. ¿Qué cuenta “En el principio”?

En el espectáculo «La Historia de Nold» hago un repaso de mi vida desde la infancia hasta el presente, con la música como eje central. Siempre que me presento en público, le doy la posibilidad a los espectadores de descubrirme por medio de mis gestos, mis palabras, mis miradas y, lo que es más importante, en las ideas que van quedando plasmadas en los textos que voy narrando. Lo que cuento en «En el Principio» es sorpresa, hay que venir a escucharlo.

P.– Escribe sus guiones, toca el fagot, presenta el espectáculo y también dirige a la orquesta…

  • ¿Tan mal anda la cosa?
  • ¿Es que no hay más gente?
  • ¿Es por ahorrar costes?

R.– ¡¡¡Ja ja ja ja ja!!!

Consigue usted hacerme reír con facilidad. Antes de responderle, déjeme aclararle que en esta ocasión no tengo que tocar el fagot, ja ja ja.

Vamos por partes. ¿Está mal la cosa? Sí. Aunque soy de los que se queja poco, ya que siempre todo puede empeorar. Ufff… ¿Que si no hay más gente? Claro que sí, los hay, y muy buenos, además.

¿Ahorro de costes? Es evidente que con esta fórmula todos salimos ganando, la empresa contratante, el contratado y para el público, el hecho de ver a una persona desenvolviéndose ante semejante empresa, al menos, le resultará atractivo.

P.– Para unos hay muchas propuestas de carácter didáctico en el mercado español, para algunos pocas, y para otros hay demasiados talleres, laboratorios, espectáculos, experimentos, etc. ¿Usted qué opina?

  • Hay variedad
  • Son repetitivas
  • Merecen la pena
  • Hay trabajo para todos

R.– Voy a intentar combinar tus preguntas para que ellas mismas hagan de respuesta. Francamente, pienso que hay trabajo para todos, que en la variedad está el gusto y, por suerte, en España tenemos una gran variedad de espectáculos y proyectos de esta índole. Es por ello que merece la pena continuar esforzándose para no ser repetitivos y lograr transmitir un mensaje fresco y renovador en cada espectáculo. Es importante que las instituciones continúen apostando por este tipo de proyectos.

La música nunca sobra, la música es el alimento del alma

P.– ¿Cómo se presenta el futuro?

R.– El futuro siempre es igual de ilusionante como de incierto, yo intento estar preparado para que las oportunidades no pasen de largo. Ahora mismo, estoy inmerso en la creación de un nuevo proyecto que va dirigido fundamentalmente a los adolescentes.

Por otra parte, tengo que reconocer que estoy muy contento por haber podido poner en marcha una iniciativa que intenta acercar a través de la creación artística a los centros de educación obligatoria de la comunidad de Extremadura con su orquesta. Se trata de la primera edición del Concurso de Creación de Proyectos Didácticos «Los Conciertos de El Rey-Nold». Los proyectos ganadores serán representados en la temporada (2015-16) de conciertos didácticos que organiza la Fundación Orquesta de Extremadura.

Agradezco de veras la fantástica oportunidad que le brinda usted a mis ideas para que puedan salir a volar.

<

noviembre 2020
lunes martes miércoles jueves viernes sábado domingo
26/10/2020 27/10/2020 28/10/2020 29/10/2020 30/10/2020 31/10/2020 01/11/2020

Solemne Misa de Réquiem

Solemne Misa de Réquiem
02/11/2020 03/11/2020 04/11/2020 05/11/2020 06/11/2020 07/11/2020 08/11/2020
09/11/2020 10/11/2020 11/11/2020 12/11/2020 13/11/2020 14/11/2020 15/11/2020
16/11/2020 17/11/2020 18/11/2020 19/11/2020 20/11/2020 21/11/2020

18 FESTIVAL DE MÚSICA ESPAÑOLA – CÁDIZ

18 FESTIVAL DE MÚSICA ESPAÑOLA – CÁDIZ
22/11/2020
23/11/2020 24/11/2020 25/11/2020 26/11/2020

CIEN AÑOS DE MÚSICA

CIEN AÑOS DE MÚSICA
27/11/2020

CIEN AÑOS DE MÚSICA

CIEN AÑOS DE MÚSICA
28/11/2020 29/11/2020
30/11/2020 01/12/2020 02/12/2020 03/12/2020 04/12/2020 05/12/2020 06/12/2020
10 Diciembre 16:00
Temporada de abono

ÉRASE UNA VEZ 1839

27 Diciembre 12:00
Conciertos Extraordinarios

UNA AVENTURA EN EL BOSQUE

01 Enero 00:00
Conciertos Extraordinarios

AL NUEVO AÑO CON ALEGRÍA